En 1966, la BCG (Boston Consulting Group) da a conocer “The experience curve” también conocida como “la curva de aprendizaje”. Esta hipótesis habla acerca de los costos y su relación con la experiencia de producción acumulada. 

Actualmente esta conjetura sigue vigente, debido al reflejo presentado entre el aprendizaje que una persona posee contra el tiempo y el esfuerzo dedicado a adquirir dicho conocimiento. Tomando esto en cuenta, la programación se ve involucrada.

programar

Nos encontramos en una era de constante cambio, donde los avances tecnológicos suceden de manera habitual. Por ello, al formar parte de esta industria, debemos mantenernos actualizados, y gracias al acceso a la información que nos brindan los servicios en línea, y en conjunto con los desarrolladores que dedican tiempo a compartir su conocimiento, esto es posible.

La demanda actual proporciona flexibilidad para desenvolverse en varios de estos lenguajes. Hoy en día, tenemos a nuestra disposición diversas herramientas para optimizar nuestros procesos, y podemos seleccionar el que mejor se ajuste a nuestras necesidades.

En Resser se promueve de forma constante la capacitación de nuestros especialistas, manteniendo actualizada su curva de aprendizaje, así como sus habilidades en la industria tecnológica. 

Escrito por: Fernando Orozco.

 

Boton de cabina ResserBoton de cabina Resser